Pre-cuarentena

Revelando el último rollo en casa (y quedándose sin fijador, vaya putada) me encuentro con dos fotos que escapan al ámbito doméstico, que había olvidado, como si hubieran sido disparadas hace mucho tiempo. Son de Xátiva, de Febrero. Entramos para ver el retrato de Felipe V colgando boca abajo en el museo de L’Almodí y no lo vimos. Eso sí, una alfarería preciosa.

Son con la Yashica. La película es HP5 (animal de costumbres).

No hay comentarios

Publica un comentario