fin de semanna

 

5 de Julio

Hoy, mañana y al día siguiente Madrid en alerta roja por altas temperaturas. Ahora mismo, a las 21h de este domingo con el vientre melancólico volvemos a casa en el coche silencio, en contra del sentido del tren, compartiendo mesa, en los asientos éstos en los que le ves la puta cara al de enfrente.
Volvemos de la caseta de Anna, hemos plantado un olivo cada uno, uno Blai y otro yo. Traemos hierbas aromáticas para secar, olor a campo y romero en el salón de casa. Mi olivo era más pequeño, apenas una ramita pero los hay milenarios, que viven miles de años.
Esta mañana a las 06:00h nos hemos levantado a ver el eclipse pero el monte tapaba la luna, el pico de Anna, así que lo hemos visto en streaming, en internet. Aprovechamos y miramos en la otra dirección, viendo al amanecer  a la hora bruja, el astro rey. Nos hemos dormido cada uno en una hamaca pero por el frío hemos terminado compartiendo una, hechos una trenza de brazos y piernas, y qué bueno el café, tal y como huele.

Había luna llena en el eclipse lunar, una luna enorme. La luna, que se está alejando cada día pero que nunca perderemos porque antes el sol se hará enorme y nos engullará con nuestro inseparable satélite.
Hemos visto el sol sobrepasar la línea del horizonte.

 

 

                                                                               

No hay comentarios

Publica un comentario